martes, 29 de mayo de 2012

VIEJA VOZ


Mira ahora las luces del poniente, la tiniebla calurosa en la casa del horizonte, mira los cuerpos oscuros que traen la quemada luz, un secreto para el corazón de la noche. Una joven de veinte años está sentada en un bar, pensativa y dichosa, busca la raíz de aquella plenitud. Mira las aguas en la lejanía olvidando el tiempo, creando la forma de su deseo. Mira bien ahora tantos lugares y fantasmas.

Sábado, 10 de julio de 1999
16:31 h.

No hay comentarios:

Blogger templates