jueves, 26 de agosto de 2010

ESCALERA DE PARVULOS





Aquel que yo no era

se escribe así mismo,

se adormece

donde el tiempo caería.                                   

Silencioso en lo borrado

muestra su aparecer,

escucha.

lunes, 16 de agosto de 2010

CALENDARIO DE MAREAS



Somos de ayer y no sabemos nada
(Job)


Es en un sueño,
Ana y el hermano José me esperan en la penumbra al final de la gran escalera del Santuario, sobre las lozas frías me señalan un libro de horas.

El mar nos hace mirar de frente.

"Yukel nombra un libro, privado de vocablos, que contienen nuestra historia, ya que es libro escrito por la muerte y hemos fallecido desde el momento que hemos cesado de tener un nombre".

Musil que repite;

te volverás siempre hacia tu propio asunto.

Por estas calles solitarias de finales de agosto, cansado, el sedante, sin libro de horas, en la pequeña libreta unos trazos del destino con toda su mascarada,
y sigues con el hábito silencioso de los adioses,
pero.., ¿cómo quieres tener recuerdos?,
es mi Padre que me  está buscando,
mi Padre, que al volante de su Chevrolet, contra la monstruosidad de una guerra, tantas vidas ha salvado.

El hermano José o Musil que insisten; busca otro lugar y otra historia; “ha sido solo un desmayo, dijeron cuando la encontraron en la orilla“, pequeña que salías siempre al atardecer con tu risa,  antes de entrar en el mar.

Apenas ocho años, desde la ventana de tu cuarto miras como la noche enciende el faro, terraza junto a terraza está la del Almirante, muchas cosas están cambiando, pero no lo sabemos, alegre y tranquilo entre los suyos como tú entre los tuyos, te saluda con una sonrisa.

Exhalan las aguas su aliento caluroso en la oscuridad.

Muchos años más tarde, en la puerta de un pequeño teatro, el cantautor cansado me despide con una sonrisa triste.

Sobre un viejo calendario de mareas están los hombres muertos.


Chipiona, por la calle Santuario,
Agosto, 2003












domingo, 8 de agosto de 2010

BLAS INFANTE, MAS ALLA DEL PADRE



La  obra de Blas Infante no se resume en su propia biografía y mucho menos  en la imagen  del personaje histórico que se ha ido transmitiendo de él. No es tampoco un “padre de la patria” al uso del nacionalismo decimonónico. Infante no fue un uniformizador  sino un sincrético, no  desplegó el antagonismo sino que reivindicó el pluralismo, no soñó con ningún Estado diferente  sino con la diferencia como estado.
La actualidad y la utilidad  del pensamiento de Blas Infante tienen planos diversos que se superponen sobre una base común de radical modernidad. Asuntos que en su momento  fueron considerados anacrónicos o extemporáneos como la multiculturalidad, la necesidad de establecer  puentes   de diálogo  entre civilizaciones o la separación entre nación (sociedad) y Estado; son hoy de un actualidad sobrecogedora. El Infante que propugna una “nacionalismo antinacionalista”   presiente y  denuncia  las trágicas y dolorosa  consecuencias  del nacionalismo estatalista  y etnicista  del siglo XX.
Repensar a Blas Infante hoy es superar la reducción de su obra  a la metáfora castradora  del padre para recuperar   al pensador y al activista político  en toda su potencialidad crítica e innovadora. El hombre que murió fusilado en la carretera de Carmona no murió para ser venerado fríamente en fríos y escondidos actos oficiales sino para ayudar cual  matrona  al nacimiento de una nación cuyo nombre era para el sinónimo de humanidad: la nación andaluza.


Editorial Paralelo, 36. 
08/08/10.

miércoles, 4 de agosto de 2010

DUERMEVELA






El verano tardío,

                           la noche

no se oye,

                           late en este aire

                           de huellas que desnuda la luz.

Calla

                           la ola en la memoria,

                           tu mirada es un canto desierto

                           sobre los fragmentos oscuros.




Agosto, 1998

Blogger templates