jueves, 31 de mayo de 2012

UN LUGAR DE AGOSTO



         Dejó los leves signos sobre el papel. Mira la incansable luz del verano, el incasable deseo que ofrece la lejanía de la tarde. No piensa en la destreza de su soledad y su vida, la posee. Solo puede dejar fragmentos de algo que fluye y escapa. Se conoce en este destierro, en este mirador de la tarde. Es una aventura el tumulto de fantasmas que lleva consigo.

Sábado, 17 de febrero de 2001
16.36 h.

No hay comentarios:

Blogger templates