viernes, 30 de diciembre de 2011

VISTA ALEGRE




Lo que se abre en algún aspecto, tal cita y reitera Michelet -mi yo, que me arrebatan mi yo- es un dramático olvido o el alfiler absoluto de Baudelaire. La creación es un precipicio. Las obras fueras de alcance tienen su gravedad y su gloria muertas. Para que alguien vea la irrealidad tiene que ser culpable de la gloria, siempre hay que acercarse a lo que se aleja –núcleo de Proust-.
Es el niño el que termina sin saber por que calle anda y la bendice. Los nombres sucesivos, como quería Dante, traer los mundos hacia ellos, una pieza es una meta, y… ¿qué sentido puede tener entonces en un hombre?. quien soporta los extremos soporta la pasión y si no te suelta la existencia tampoco te soltará la libertad.
Pues ese niño, en el adiós de otro año que termina, está en Vista Alegre y ha dejado escrito:

También, bajo otros cielos, miras la tarde hirviente, la navegación de la claridad. Espera la noche y su suave lumbre, danza de un ritmo ciego.


Viernes, 30 de diciembre de 2011
Libro sin firmamento.



Con mis mejores deseos de salud y felicidad para el nuevo año.


miércoles, 21 de diciembre de 2011

UNA OSCURA EXPOSICION




En el Ex-Convento de Santa Clara se celebra estos días  la exposición titulada “Fama y Fortuna de Gustavo Adolfo Bécquer. “Para Recrear una serie de elementos pictóricos, fotográficos, documentales y bibliográficos alrededor de Gustavo Adolfo Bécquer. Homenaje en el 175 aniversario de su nacimiento y el centenario de la Glorieta en el Parque Mª Luisa.  A un servidor, ahora que estamos en navidad, le parece aquello un aguinaldo. En fin, lleven si pueden y les dejan  una buena linterna y unas gafas de cerca, me lo agradecerán.

Se entra por el callejón las Becas y estará habierta hasta el dia


 Sevilla, 1920. Arch. José Luis Garrido

jueves, 8 de diciembre de 2011

EL SUEÑO INMEMORABLE




En estos arenales, o aquella morera,
escapabas en el silencio,
tuyo, en el sueño inmemorable.
Oías la cercada llama en la noche,
los golpes del mar,
todo aquello que alumbraste
apenas con unas palabras para nadie.

Ahora vuelves vertiendo las voces
en las lentas orillas de la sangre,
donde aun el verano, donde arde.


Julio, 2011 

miércoles, 7 de diciembre de 2011

MEMORIA DE UN PUEBLO





Quedan los paisajes,
queda acaso tu aliento
en la luz despojada de la furia del aire.


Queda este atardecer
antes que se disuelva
el misterioso fluir de olas y mareas.


En mi libreta, Julio 2011

MEMORIAS DE UN PUEBLO





Quedan los paisajes,
Sus viejas postales, la sombra que aguarda.
Queda acaso tu aliento
en la luz despojada de la furia del aire.


Queda este atardecer
paseando por la playa,
antes que se disuelva
El misterioso fluir de olas y mareas



lunes, 5 de diciembre de 2011

ESCRIBIR



“Sigue habiendo generaciones muertas que hacen libros  pudibundos. Incluso jóvenes: libros encantadores, sin poso alguno, sin noche. Sin silencio. Dicho de otro modo: sin auténtico autor. Pero no libros que se incrusten en el pensamiento y que hablen del duelo profundo de toda vida, el lugar común de todo pensamiento”



Escribir. (fragmento)

Marguerit Duras




El libro al que pertenece este libro lo pueden encontrar en castellano en grandes almacenes desde hace más de quince años editado por Tusquets. Después pueden seguir con la obra completa, también traducida. 
“La duda, la duda es escribir.”

“No tener ningún argumento para el libro, ninguna idea del libro es encontrarse, volver a encontrarse, delante de un libro. Una inmensidad vacía. Un libro posible.”

viernes, 11 de noviembre de 2011

UNA NOTA Y TRIBUTO SOBRE JENNIE




Aquella mañana de 1947 en Central Park,  Joseph H. August cubrió con su mano el objetivo de la cámara e hizo una indicación a William Dieterle, sus ojos estaban doloridos, la semana había sido agotadora y el frío afectaba a sus débiles pulmones. David  Selznick llevaba bajo su brazo un manuscrito de Robert Nathan. Era una mañana melancólica, fueron a un bar, Joseph se sentó y desde el fondo de su cerebro lanzó un alarido, Selznick permanecía con el libro bajo el brazo mientras lentamente fue subiendo la luz. Leyendo sus descarnadas memorias, .Selznick hizo estragos en las librerías, pero el manuscrito, a pesar de su arrebatado nihilismo, cayó de sus manos en aquel momento; dirigiéndose a Joseph H. August le dijo -“sé perfectamente quien es usted”-. 


Noviembre 1997



viernes, 4 de noviembre de 2011

Y CAMINA



A Francisco Feria.


Que lo profundo es el sur, la materia en la ruta abierta, donde mis ojos llegan a germinar en los nombres, ese irse sorprendido con la voz de la intimidad perdida. En la sombra de los días sube la soledad, la hondura de las lentas raíces. Luz y memoria en las huellas de la tierra infantil, festejando el amor que no debe ser nombrado, el amparo que reconoce la respiración o la alegría que no le faltaba nada. Ignora la llama todo el azul que vuela y una mirada recorre los cielos extraños. La biografía de mi sangre está con mis palabras. Así vinieras, de la vida que aun se asombra. Queda lejos el destino de este sueño, la mano en la noche que abre la distancia. Ahora otros sobreviven donde estarán mis ojos.



La travesía del fulgor. 1998 

viernes, 28 de octubre de 2011

LA LUZ DE LAS OLAS



Hoy no sé nada,
Mañana quizás pueda
Observar toda la intensidad
De mi corazón.
Federico García Lorca
Paseando de niña por las playas de Málaga recordaría lúcida muchos años después cómo las olas llegaron a salpicarle como un rito sacro, al mismo tiempo que de la negrura del mar, le llegaba una gota salobre, especie de bautismo espontáneo que le otorgó su Mediterráneo y que ya no se borraría de su memoria. Y seguramente iría cogida de la mano de Él, su padre, quien le enseñó a mirar, a saber mirar, en las noches de verano  bajo el susurro del limonero que, al igual que ella, crecía en el patio de su casa de Velez – Málaga.
En este entorno andaluz mágico hundiría sus raíces un hecho, el más decisivo y misterioso de la vida de una persona, el nacimiento de María Zambrano. Una mujer que vendría al mundo para trastocar con su genialidad el transcurrir de la historia de la filosofía occidental, obra tradicionalmente de hombres, y para abrir nuevos caminos y horizontes.
En efecto, la obra de María Zambrano goza de la misma naturaleza que su mar veleño, es amplia, intensa, entrañable y valiente. Tenía claro que había que volver a escarbar en las entrañas, en los ínferos del alma, como a ella le gustaba decir, y dejar libre al corazón, dejar que la intuición, aquellas “razones del corazón que la razón no entiende”, encontrara el camino apropiado para brotar como pensamiento. Su interiorización fue tan intensa que incluso antes de que ella misma fuera consciente, ya había inventado la razón poética de tanto aplicarla.
Así, explicaría  “he tenido el proyecto de buscar los lugares decisivos del pensamiento filosófico, encontrando que la mayor parte de ellos eran revelaciones poéticas. Y al encontrar y consumirme en los lugares decisivos de la poesía me encontraba con la filosofía”. A partir de ese momento María Zambrano defenderá que al igual que no es posible ni valiosa una poesía que no esté cargada de pensamiento, de razón, tampoco es posible a la inversa, una razón sin poesía. Y ésta es su auténtica revolución filosófica: sólo la síntesis de ambas, poesía y razón, nos situará en el verdadero camino.
María Zambrano intenta de esta manera hallar un nuevo camino rompiendo con los esquemas de nuestra cultura y con el pensamiento platónico para el que pensamiento y poesía se enfrentan de forma radical. Un nuevo camino que comenzará con su primera publicación en el exilio Filosofía y Poesía. La repercusión de su obra y método será tan intensa que toda su vida estará marcada por la razón poética de forma recurrente.
Ana Silva
Paralelo 36 Andalucia.
Hoy no sé nada,
Mañana quizás pueda
Observar toda la intensidad
De mi corazón.
Federico García Lorca
Paseando de niña por las playas de Málaga recordaría lúcida muchos años después cómo las olas llegaron a salpicarle como un rito sacro, al mismo tiempo que de la negrura del mar, le llegaba una gota salobre, especie de bautismo espontáneo que le otorgó su Mediterráneo y que ya no se borraría de su memoria. Y seguramente iría cogida de la mano de Él, su padre, quien le enseñó a mirar, a saber mirar, en las noches de verano  bajo el susurro del limonero que, al igual que ella, crecía en el patio de su casa de Velez – Málaga.
En este entorno andaluz mágico hundiría sus raíces un hecho, el más decisivo y misterioso de la vida de una persona, el nacimiento de María Zambrano. Una mujer que vendría al mundo para trastocar con su genialidad el transcurrir de la historia de la filosofía occidental, obra tradicionalmente de hombres, y para abrir nuevos caminos y horizontes.
En efecto la obra de María Zambrano goza de la misma naturaleza que su mar veleño, es amplia, intensa, entrañable y valiente. Tenía claro que había que volver a escarbar en las entrañas, en los ínferos del alma, como a ella le gustaba decir, y dejar libre al corazón, dejar que la intuición, aquellas “razones del corazón que la razón no entiende”, encontrara el camino apropiado para brotar como pensamiento. Su interiorización fue tan intensa que incluso antes de que ella misma fuera consciente, ya había inventado la razón poética de tanto aplicarla.
Así, explicaría  “he tenido el proyecto de buscar los lugares decisivos del pensamiento filosófico, encontrando que la mayor parte de ellos eran revelaciones poéticas. Y al encontrar y consumirme en los lugares decisivos de la poesía me encontraba con la filosofía”. A partir de ese momento María Zambrano defenderá que al igual que no es posible ni valiosa una poesía que no esté cargada de pensamiento, de razón, tampoco es posible, a la inversa, una razón sin poesía. Y ésta es su auténtica revolución filosófica: sólo la síntesis de ambas, poesía y razón, nos situará en el verdadero camino.
María Zambrano intenta de esta manera hallar un nuevo camino rompiendo con los esquemas de nuestra cultura y con el pensamiento platónico para el que pensamiento y poesía se enfrentan de forma radical. Un nuevo camino que comenzará con su primera publicación en el exilio Filosofía y Poesía. La repercusión de su obra y método será tan intensa que toda su vida estará marcada por la razón poética de forma recurrente.
Ana Silva

LA LUZ DE LAS OLAS




Hoy no sé nada,
Mañana quizás pueda
Observar toda la intensidad
De mi corazón.

Federico García Lorca


Paseando de niña por las playas de Málaga recordaría lúcida muchos años después cómo las olas llegaron a salpicarle como un rito sacro, al mismo tiempo que de la negrura del mar, le llegaba una gota salobre, especie de bautismo espontáneo que le otorgó su Mediterráneo y que ya no se borraría de su memoria. Y seguramente iría cogida de la mano de Él, su padre, quien le enseñó a mirar, a saber mirar, en las noches de verano  bajo el susurro del limonero que, al igual que ella, crecía en el patio de su casa de Velez – Málaga.
En este entorno andaluz mágico hundiría sus raíces un hecho, el más decisivo y misterioso de la vida de una persona, el nacimiento de María Zambrano. Una mujer que vendría al mundo para trastocar con su genialidad el transcurrir de la historia de la filosofía occidental, obra tradicionalmente de hombres, y para abrir nuevos caminos y horizontes.
En efecto, la obra de María Zambrano goza de la misma naturaleza que su mar veleño, es amplia, intensa, entrañable y valiente. Tenía claro que había que volver a escarbar en las entrañas, en los ínferos del alma, como a ella le gustaba decir, y dejar libre al corazón, dejar que la intuición, aquellas “razones del corazón que la razón no entiende”, encontrara el camino apropiado para brotar como pensamiento. Su interiorización fue tan intensa que incluso antes de que ella misma fuera consciente, ya había inventado la razón poética de tanto aplicarla.
Así, explicaría  “he tenido el proyecto de buscar los lugares decisivos del pensamiento filosófico, encontrando que la mayor parte de ellos eran revelaciones poéticas. Y al encontrar y consumirme en los lugares decisivos de la poesía me encontraba con la filosofía”. A partir de ese momento María Zambrano defenderá que al igual que no es posible ni valiosa una poesía que no esté cargada de pensamiento, de razón, tampoco es posible, a la inversa, una razón sin poesía. Y ésta es su auténtica revolución filosófica: sólo la síntesis de ambas, poesía y razón, nos situará en el verdadero camino.
María Zambrano intenta de esta manera hallar un nuevo camino rompiendo con los esquemas de nuestra cultura y con el pensamiento platónico para el que pensamiento y poesía se enfrentan de forma radical. Un nuevo camino que comenzará con su primera publicación en el exilio Filosofía y Poesía. La repercusión de su obra y método será tan intensa que toda su vida estará marcada por la razón poética de forma recurrente.

Por Ana Silva

Paralelo 36

martes, 27 de septiembre de 2011

Y CAMINA




Que lo profundo es el sur, la materia en la ruta abierta, donde mis ojos llegan a germinar en los nombres, ese irse sorprendido con la voz de la intimidad perdida. En la sombra de los días sube la soledad, la hondura de las lentas raíces. Luz y memoria en las huellas de la tierra infantil, festejando el amor que no debe ser nombrado, el amparo que reconoce la respiración o la alegría que no le faltaba nada. Ignora la llama todo el azul que vuela y una mirada recorre los cielos extraños. La biografía de mi sangre está con mis palabras. Así vinieras, de la vida que aun se asombra. Queda lejos el destino de este sueño, la mano en la noche que abre la distancia. Ahora otros sobreviven donde estarán mis ojos.



Septiembre 1999. (Actualizado)

viernes, 9 de septiembre de 2011

HABLÓ DE PAUL KLEE

Pequeño cuadro de una regata. Paul Klee. 1922

Luego me acerco a su luz,
                          esculpida.
Ella será también ingresada, sin número de habitación,
ahora que aun es joven y mira el mar, y ríe entre las olas.
Este instinto, este animal
que desconoce su lejanía, como la joven claridad..

Expira el ángel pobre,
el dibujo, el desasosiego, la fiebre y la espera, el límite mismo.
Animales inútiles caen                 
en la noche,
apenas sobreviven.

Toda su belleza vendrá mañana,
ingresada..

La travesía del fulgor. 1998

martes, 9 de agosto de 2011

OTRA MIRADA




La arena extiende el  misterio de la mirada, quema la soledad del que llega. Unos ojos dormidos en ti por el silencio, un acorde que te sostiene y  escribe en nuestras palabras cada paso. Se mira la interminable noche virgen, sentimos como el habla más profunda devuelve el silencio, y ahí no hay límites, la reserva se dice a sí misma, no impugna su sinceridad.



Sentir la luz
extraña, en su comienzo,
de niña ausente,
su visión, su ceguera,
no quieras conocerla.


Latir sobre otra
mirada, siempre ajena,
que te hace libre
en la orilla desnuda
sobre la sal y el tiempo.


Oir la quietud
del murmullo del mar,
aliento en danza,
adentro siempre sola
con su isla de cenizas.


Vibrar el nudo
del sueño, angel callado
que sobrevive,
su soledad deshecha
por pasion verdadera.


Hundir la luz
oscura, a tu llamada,
hacia mi nombre,
lugar vacío. Mira
ya tu sed sin mi sed.


La travesía del fulgor, 1998

lunes, 8 de agosto de 2011

ANGEL POBRE

Pequeño cuadro de una regata. Paul Klee. 1922



Sentir la luz

extraña, en su comienzo,
de niña ausente,
su visión, su ceguera,
no quieras conocerla.


Latir sobre otra
mirada, siempre ajena,
que te hace libre
en la orilla desnuda
sobre la sal y el tiempo


Oir la quietud
del murmullo del mar,
aliento de su danza,
adentro sola
con su isla de cenizas.


Vibrar el nudo
del sueño, angel callado
que sobrevive,
su soledad deshecha
por pasion verdadera.


Hundir la luz
oscura, a mi llamada,
hacia tu nombre,
lugar vacío. Mira
ya tu sed sin mi sed.




La travesía del fulgor, 1998



Disculpen los lectores y anugis de este blog mis parones veraniegos, por otra parte natural.   

martes, 21 de junio de 2011

VERANO




Es el verano, a veces las palabras maduran con su corazón, desnudas. No eres tú quien respira. Es la plenitud de los extraños, el pulso solar. Son los pájaros sedientos, boca del día en la mañana atlántica, el tiempo tejido en el espacio que nos interna para agostar el sosiego. Mira en el espejo marino, en la rompiente donde se nace, volviendo sobre sus pasos, ofreciendo sus manos sobre el oleaje, en la claridad de la sangre. Es un humilde camino. En su abertura tiende los pozos profundos, salitre sobre la sonrisa y la herida. Veo por tu historia agua y llamas, al soplo, a la mirada, estallan en tus pupilas o arden y se apagan. Tu ser desatado bajo el oleaje oye el verano, a veces la vida madura con su corazón.



Junio, 1998


lunes, 13 de junio de 2011

LA CALLE PERDIDA




Otra vez el paseo del atardecer, un poco cansado. Escucho por la avenida unas palabras de admiración hacia aquel pueblo, y me hacen pensar. En la playa apartada encontraré el bar donde tomar la última copa, como el primer día. Ahora que todo termina parece que despierto al paisaje que me rodea, camino hacia el mirador, se encuentra más solitario, ya sobre el malecón me sorprende el intenso azul del mar, a mi izquierda, en una vieja calle perdida, el tiempo repite sus pasos, sus extrañas instantáneas, un grupo de niños juegan a lanzarse a las aguas que rompen sobre la vieja sombra de los muros.


Jueves, 18 de mayo de 2000
19:10

Composición en el tiempo.



miércoles, 8 de junio de 2011

POESÍA DE UNA VIDA

Fernando Ortiz
Poesía de una vida.
Diputación de Sevilla, 2011


Como escribí en una anterior entrada, acudimos a la presentación del libro “Miradas al último espejo”,  de Fernando Ortiz. Ahora les dejo mención de otro libro suyo que también fue presentado aquellla  noche, "Poesía de una vida", me ha llegado esta mañana con la dedicatoria de mi buen amigo y poeta.

viernes, 3 de junio de 2011

EN EL ADIOS DE ANITA O´DAY



        Hace unas semanas falleció Anita O¨Day,  menos sorda que Betethoven, qué cosas de la madre naturaleza, no se puede dar lo que no hay ni en fábrica ni almacén, o si lo prefieren, como recordó Cernuda, el elemento imponderable, la parte de Dios.
Escuchemos, si hemos de ver una imagen en un sueño, los deslices de la voz, las torpezas que encajan. Si la variedad tiende a colocarse en la última ranura, diremos clásico. Yendo hacia atrás se repite lo que ya dije antes, si penetra la naturaleza comprendemos, en el momento que olvidó la voz cantó, desaparecer con la voz es quedar ya siempre. Miremos a quien mira el mosaico o el laberinto, la música responde a la espera, ella no lucha, nunca demasiado cerca pero siempre encontrándonos, es una inmovilidad errante.
. En 1981 publicó su autobiografía  con el título de "High Times, Hard Times", dedicada a su perro. De origen humilde, siempre cantó sola y nunca se escuchó. Descanse en paz.

Sevilla, Diciembre 2006

martes, 31 de mayo de 2011

SARA




En el cuerpo extraño, invadido, vi aparecer a Wiesennthal y su socorro. Toda la tormenta de la libertad de una nación en los portales, vigilantes, susurra desde la carta de un profundo sueño escrito esta mañana, no esperes. Klein va a ser abatido entre el fuego, el niño. En la avenida de la lluvia nunca llegaría a hablar de lo que amamos; las astillas del vacío, el diario del viaje, la inmovilidad de la imaginación. Un tren está a punto de partir, Klein encuentra a Martin, el goteo último de una protesta. No vuelve a casa y se disgrega. La carta de un profundo sueño. En el hotel, una mujer de tres noches, Sara, que murió niña en una estación de Grenoble, lamenta la crónica, el cuerpo extraño, herido, y las grietas sobre la espalda. Una oración fúnebre sobre la bóveda enterrada.

viernes, 27 de mayo de 2011

MAYO FLORIDO



Termina mayo y continúa la Feria del libro y sus numerosos actos, según interés y gusto. Habló Pilar del Río apasionadamente sobre el escritor, sobre el compañero de su vida, José Saramago. Acudimos a la presentación del nuevo libro de Fernando Ortiz, “Miradas al último espejo”, bellamente editado por la Diputación Provincial de Sevilla, suma y sigue desde la “ultima vuelta del camino”. A esta hora, Reyes Aguilar está en la carpa central de la Plaza Nueva y firmará ejemplares de su novela, “El juego del hombre invisible”, fiel y honestamente a su mundo y formas. Y, como no,  arrasó el efecto Zoido en las elecciones locales con su opción de crisis de progreso, votada en barrios obreros, hombre que comenzó desde abajo, con una pala, se ha comprometido hasta con la momia de San Fernando. Menos mal que todavía muchos mandan en su sed y hambre, por la vieja Encarnación queda un feliz mayo florido de FUTURO.

miércoles, 25 de mayo de 2011

SOLAR



I

Cubre el corazón el otro lado de un espejo, teje la trama otro silencio, otra pasión por la desnudez extrema. Hablaban de una casa en ruinas en el perdido horizonte. La edad de las palabras que te pueden, siquiera este aguardar cubre un pensamiento, tu nombre escrito en la sombra de los veranos. Otras palabras nos suben a los labios y nos sostienen.

 II

De umbral en umbral, con una marca que es entredicha, el dejarse pensar como lo otro, pasa el escalofrío del rumor, la escritura habla. Se consume en la escucha, no es visiblemente forma ni edad, se reserva la voz, no hay resonancia sino interioridad en un espacio abierto hacia adentro, una experiencia indecida y extraña, su vividez y su continuidad como elegía al orden que ha servido, restablece en la altura, oye y se consume. La voz como un sobrepasamiento rompe lo escrito, en cumplimiento, sin contenido. De sobra, fractura, sed no figurable, el corte y la caída, la exigencia ultima, la más transparente, mantiene la escritura. Todo lectura es una exhumación, siempre en tentaciones y errante. Escribes en este punto.



jueves, 19 de mayo de 2011

LO QUE ESTÁ PASANDO EN LA “SPANISH REVOLUTION”



Por Francisco Garrido

No son “perros flautas”, no. Ni  tampoco son marxista-leninistas profesionales. Ni anarquistas del Black bloc. Ni antisistemas aburridos. Son ciudadanos y ciudadanas. Personas que exigen la devolución de la ciudadanía secuestrada  por un modelo político y económico que los reduce  todo a mercancías de compra y venta. No “están locos” y  como en la canción de Ketama “sabemos lo que queremos”: democracia real ya.  La democracia es el nombre  con el que desde hace siglos venimos llamando a cualquier proyecto de felicidad colectiva posible. Pero en este movimiento, asombroso y deslumbrante, del 15-M, la democracia recobra  su doble naturaleza original de ser, al mismo tiempo: un fin en sí mismo (la dignidad de ser iguales) y un instrumento colectivo de cambio y transformación social ( “no somos mercancías”,” alargo mi mes para llegar al fin del sueldo”). Para los miles de personas que se manifiestan y acampan la democracia es  puerto final y vía de tránsito a la vez. Esto es lo que no han entendido tanto “listillo académico” que opinan, en estos días,  en los medios cuando dicen que el movimiento es coyuntural porque carece de ideología. Claro que tienen ideología: la democracia radical.
No son apolíticos ni antipoliticos, es mas, yo diría que son los únicos políticos que quedan. Antipolitico son los miles de profesionales de la política que ha hecho de esta una actividad privada al servicio de sus intereses y de aquellos que les pagan. Están hartos de que votar sea un ritual de engaño, como escribir la carta a los reyes magos pero sin regalos,  done  se elige al nuevo sirviente  de la banca y de las multinacionales. Han entendido que la política es el espacio de la democracia y de lo común no el de los intereses privados y el de la profesionalización.
El entusiasmo de Túnez o  de Egipto está hoy en la Puerta del Sol, en la plaza del Carmen, en las setas de la Encarnación o en la plaza de Cataluña. A algunos les ofenden que la  vanguardia este en el norte de África. Les escandaliza que miremos al sur para averiguar por dónde van los vientos de la historia y de la libertad. A mí me llena de orgullo y de ilusión.
Internet y las redes sociales ha sido el vehículo de formación y coordinación de la protesta. Y es lógico pues  la  “nueva plaza pública”, el  ágora contemporánea está y es la  web. Las redes sociales posibilitan una forma de coordinación descentralizada, múltiple que impide la censura y reduce mucho los costes de la  comunicación y la coordinación. Pero este movimiento también nos ha enseñado que cuando la protesta se hace efectiva, cuando la forma pueblo se hace real requiere del “cara a cara”, de la calle, de  la plaza,  precisa de la   encarnación en multitudes que hablan, actúan,  gritan, duermen, comen,  debaten  juntos.
Creo que el 15-M supone el comienzo del fin del régimen político de la transición. El inicio  del desmontaje social del  cuento ese de la “transición modélica”. El cuestionamiento del bipartidismo y del sistema electoral es el dato más claro de que este modelo de democracia recortada  y tutelada con que se despidió el franquismo, vive sus últimas horas. Es también la entrada de una nueva generación ( national digital)  de activismo social y político libre de todas las derrotas y claudicaciones de generaciones anteriores. Y es por último una respuesta espontánea pero  coordinada a la globalización mercantilista que erosiona la dignidad y empobrece la vida, especialmente de los más jóvenes


Blogger templates