domingo, 8 de noviembre de 2015

LAS VÍRGENES DEL MAR



En el viejo amanecer se transparenta el azul, es ligero como los juegos de un niño, radiante como su vida, sería difícil abrazar otra claridad. El tiempo son las arenas bajo las aguas y el sol, las rutas de un gozo no aprendido, en ese gozo velan los rostros, los cuartos cerrados donde aun resuena el mar. Nunca pensaste en un otoño que entre la sombrosa tarde trajera ese milagro del vivir.

No hay comentarios:

Blogger templates