miércoles, 26 de noviembre de 2008

JAKOB VAN HODDIS


En la testamentaria raíz de la palabra está la voz de Hoddis, en la locura y en el sacrificio. Su obra breve nos conduce al fin del relato, giros burlescos ante el desastre, estructuras internas de narración dramática que se derrumban. Toda la fundación de los signos sombríos del expresionismo alemán alborean en su escritura de la profecía; el pobre judío loco va al paraíso de la mano de la Gestapo. Años después, su estigma trágico y su epifanía aparecerán en la luz agonizante de su compatriota Fritz Lang.

No hay comentarios:

Blogger templates