lunes, 17 de noviembre de 2008

ANTONIO MACHADO


En Antonio Machado perdura el mito moral del escritor. Su gran obra y personalidad, densa y atravesada de tensiones, nos sigue llegando madura y fraterna, recia en categorías y formas simbólicas. Desde una primera etapa dominada por la sencillez y el uso de metros menores, de brillante economía de medios donde refiere directamente a Bécquer y a la singular poesía popular andaluza, muy intimista e intuitiva, hasta una última etapa de claro desarrollo conceptual en donde culmina con formas aforísticas y sentenciosas, Machado es un maestro insuperable en la unión entre clasicismo y folklore, poesía culta en la que penetra la calidez de la poesía popular. Desde esa misma calidez de mi rincón sevillano o chipionero, con Abel Infanzón o Jorge Menéndez, le mandamos un fuerte abrazo esperando siempre su riqueza vital y emocional, la hondura y naturalidad de sus sentimientos.


No hay comentarios:

Blogger templates