lunes, 4 de junio de 2012

PRIMERA TARDE


Tus pies en las arenas, intensidad de un sueño. Suave te extiendes por este paisaje, como la luz templada de la tarde. Acaricias con los ojos el viejo sueño repetido, aguas y sal maternas, color y olor de la claridad. Es un cuerpo de mujer tendido en la playa. Es un espejo de solitarios y un reloj marino, donde miras y mides la extraña plenitud de tu presencia, la inesperada gracia de la vida.

Viernes, 9 de marzo de 2001
17:00 h.

No hay comentarios:

Blogger templates