viernes, 10 de junio de 2016

HOTELES DEL GUADALQUIVIR



Lo recuerdas siempre que ves imágenes, historias en olvidados papeles, aquella ciudad que al comienzo del pasado siglo quería cambiar y se abría hacia el sur. Apenas un vago fuego señalaba los convulsos años que vendrían y tu familia paterna llegaba a un barrio impregnado de ese espíritu “El Porvenir”, atrás quedaban los domicilios de la ciudad histórica.  Interminable aparecía la nueva avenida Reina Victoria, rodeada de jardines, como si la Sevilla rural que aun pervivía renaciera en una arquitectura luminosa. Mi tío abuelo, Rafael Rubio, hombre forjado y comprometido con los nuevos tiempos, peleó por su mejora desde distintos ámbitos y contribuyó notablemente al impulso de la Exposición Iberoamericana y la construcción del barrio de Heliópolis. Tras la proclamación de la República, pasaron a vivir a dicho barrio en unas nuevas edificaciones construidas para alojamiento durante la Exposición, los hoteles del Guadalquivir, u hotelitos, como en casa los llamamos siempre, chalets de la nueva arquitectura regionalista rodeados de pequeños jardines. Allí pasaron años felices antes que las alimañas reaccionarias bañaran la ciudad en sangre, despojando y saqueando de bienes y propiedades a tantos. En estas viejas fotografías que hoy traigo está algo más que el recuerdo personal y familiar, está lo que pudo haber sido un tiempo nuevo y de veras moderno. 




1932

No hay comentarios:

Blogger templates