sábado, 17 de septiembre de 2016

RECUERDO DE MANUEL CID


El viento del mediodía
dormido sobre las horas.
J. Romero Murube

Toda la luz se escapaba en la calle bulliciosa, adentro, en el patio, la sombra volvía más irreal el viejo barrio sobre el mármol y los azulejos, hacia la  azotea se perdía el eco de los vendedores y las notas de un piano. Nacimos en la misma casa y aun siendo niño, junto al balcón, le cantaba a mi madre entre juegos con mis hermanos mayores. Años después, partió definitivamente a recorrer el mundo y Antonia, su madre, comenzó  sus desvelos por los aviones y viajes interminables, o cuando en aquellas primeras emisiones televisivas, orgullosa, venia a casa a ver y compartir los conciertos que su hijo daba en la príncipales capitales europeas. Manuel Cid es uno de los grandes tenores españoles, uno de esos sevillanos elegantes con los que nunca irá el ruido, vaya desde aquí el recuerdo a sus padres y a aquellos años irreparables.




No hay comentarios:

Blogger templates