jueves, 27 de febrero de 2014

FÚNEBRE DE W. BENJAMIN



Lo encontraron en la confesión del hambriento oscuro, el cuerpo muerto. Es un sitio solitario donde anochece y la tierra se abre. La casa de la pobreza y los bienaventurados. Allí cambia el sentido y la imagen, allí las pisadas hacia algún templo. Un trazo de cadencia tienen los jóvenes en el patio, un ave clara en su desnudo. La ruinosa ciudad es una pequeña enferma que calla, la ruinosa ciudad es un ángel, mira su vuelo humilde. En la casa de la pobreza el hambriento oscuro abre la tierra y el beso de la cadencia es el dolor del tiempo. Deja resonar, será el final de un pobre, la muerte de un rostro.

No hay comentarios:

Blogger templates