sábado, 15 de febrero de 2014

DEL PROGRESO

TIPOS POPULARES

Voy a dejar apuntalada una vieja y ruinosa constatación, según criterio y moraleja que podríamos trasladar a todo progreso, incómoda en extremo para cobardes, acomodaticios e interesados, que no gustará ni a unos ni a otros. En los años noventa sucede la última y más agresiva especulación en el casco antiguo de Sevilla, cientos de personas mayores y familias humildes son expulsadas con técnicas delictivas y mafiosas; la inmensa mayoría de la población calló. Entonces, la letra del himno nacional de ese siniestro y ridículo estado español decía “lo compré por diez y lo vendí por veinte,” solo cuatro gatos, y digo bien cuatro gatos, se movilizaron y denunciaron. ¿Qué ha cambiado?: el entorno de la crisis, ahora la gente es victima de la falacia del crecimiento: por eso hay que tirarle de vez en cuando de las orejas a algunos burros del pueblo.

No hay comentarios:

Blogger templates