jueves, 23 de mayo de 2013

DE UMBRAL EN UMBRAL




HABLA TAMBIÉN TÚ. 

Habla también tú, 
sé el último en hablar, 
di tu decir. 

Habla- 
Pero no separes el No del Sí. 
Y da a tu decir sentido: 
dale sombra. 

Dale sombra bastante, 
dale tanta cuanta en torno de ti tú sabes extendida entre 
medianoche y mediodía y medianoche. 

Mira en torno: ve cómo alrededor todo se hace viviente 
¡En la muerte! ¡Viviente! 
Dice la verdad quien dice sombra. 
Pero se estrecha ahora el lugar donde estás: 
¿Adónde ahora, despojado de sombra, adónde? 
Asciende. Tanteante, asciende.
Te haces más sutil, más irreconocible, más fino. 


Más fino un hilo 
por el que quiere descender la estrella 
para abajo nadar, al fondo, donde se ve brillar: 
sobre móviles dunas 
de palabras errantes. 

De umbral en umbral. Paul Celan. Vers. J. A. Valente. 

Sprich auch du, 
sprich als letzter, 
sag deinen Spruch. 

Sprich — 
Doch scheide das Nein nicht vom Ja. 
Gib deinem Spruch auch den Sinn: 
Gib ihm den Schatten. 


Gib ihm Schatten genug, 
gib ihm so viel, 
als du um dich verteilt weißt zwischen 
Mittnacht und Mittag und Mittnacht. 


Blicke umher:
Sieh, wie’s lebendig wird rings — 
Beim Tode! Lebendig! 
Wahr spricht, wer Schatten spricht. 


Nun aber schrumpft der Ort, wo du stehst: 
Wohin jetzt, Schattenentblößter, wohin? 
Steige. Taste empor.
Dünner wirst du, unkenntlicher, feiner! 


Feiner, ein Faden, 
an dem er herabwill, der Stern: 
um unten zu schwimmen, unten, 
wo er sich schimmern sieht: in der Dünung 
wandernder Worte. 

Von Schwelle zu Schwelle-1.955

Nota; de las múltiples versiones que existen de este célebre poema considero la presente la mejor, la menos mejorable, quiero decir. Yo lo he intentado y me sale lo mismo. Así que aquí queda. 



No hay comentarios:

Blogger templates