martes, 6 de marzo de 2012

CAMINO DE ALGUNA PARTE




Del viejo acompañamiento de la lectura de Somerset Maugham recordamos la relojería de su narrativa, la exposición en bloque de todo el relato y la  continuidad de sus personajes, sin ingenuidades exaltadas y larguísimas. Para él eso era la ficción; una  forma de expresar todo aquello que conocía, algo hoy tan olvidado.En el fondo, Maugham siempre se pliega a los planteamientos abstractos, esas sus virtudes y de considerable importancia, hace pensar al lector y escritor en nuevos posicionamientos, deja construir la trama, que es toda la energía. 

No hay comentarios:

Blogger templates