viernes, 9 de septiembre de 2011

HABLÓ DE PAUL KLEE

Pequeño cuadro de una regata. Paul Klee. 1922

Luego me acerco a su luz,
                          esculpida.
Ella será también ingresada, sin número de habitación,
ahora que aun es joven y mira el mar, y ríe entre las olas.
Este instinto, este animal
que desconoce su lejanía, como la joven claridad..

Expira el ángel pobre,
el dibujo, el desasosiego, la fiebre y la espera, el límite mismo.
Animales inútiles caen                 
en la noche,
apenas sobreviven.

Toda su belleza vendrá mañana,
ingresada..

La travesía del fulgor. 1998

No hay comentarios:

Blogger templates