miércoles, 25 de mayo de 2011

SOLAR



I

Cubre el corazón el otro lado de un espejo, teje la trama otro silencio, otra pasión por la desnudez extrema. Hablaban de una casa en ruinas en el perdido horizonte. La edad de las palabras que te pueden, siquiera este aguardar cubre un pensamiento, tu nombre escrito en la sombra de los veranos. Otras palabras nos suben a los labios y nos sostienen.

 II

De umbral en umbral, con una marca que es entredicha, el dejarse pensar como lo otro, pasa el escalofrío del rumor, la escritura habla. Se consume en la escucha, no es visiblemente forma ni edad, se reserva la voz, no hay resonancia sino interioridad en un espacio abierto hacia adentro, una experiencia indecida y extraña, su vividez y su continuidad como elegía al orden que ha servido, restablece en la altura, oye y se consume. La voz como un sobrepasamiento rompe lo escrito, en cumplimiento, sin contenido. De sobra, fractura, sed no figurable, el corte y la caída, la exigencia ultima, la más transparente, mantiene la escritura. Todo lectura es una exhumación, siempre en tentaciones y errante. Escribes en este punto.



No hay comentarios:

Blogger templates