jueves, 25 de noviembre de 2010

EL NADADOR



Respira la claridad la noche y colma ese silencio de sol, el cielo extiende el desnudo, entonces la pasión y la conciencia; fuga del aliento, marcada y encarnada en lo exterior. Llegan las aguas a tus manos en la bodega, bajo un cuerpo tus ojos no son nada, en el nocturno la arena y la sal arden en ellos. Apareces por calles perdidas hacia la bajamar para saltar con los astros, allí los adioses interminables, voz del tiempo, los latidos apagados del nadador.



El cuerpo que regresa. Caminarás el verano, habrá pasado la oscuridad y la voz niña en el viento.


Serás, desconocido,                     
solar, ya devastado,
el retamar, nocturno,
escucha tu murmullo.


Aún, el niño que sueña,
libre, sobre la arena.
Después llama al silencio
sus manos en lo oscuro.


Tendrás aguas maternas
dentro del cuerpo, vivo,
tendrás el mar sonando
al corazón de un mundo.




Disposición fragmentaria, Mayo 2000

viernes, 19 de noviembre de 2010

CONTRA LA BANALIZACION DEL FLAMENCO



EditorialP36.19/11/2010

“Fui piedra y perdí mi centro
y me arrojaron al mar
y a fuerza de mucho tiempo
mi centro vine a encontrar”

(Soleares de la Serneta)

En el estudio sobre la cultura andaluza realizado por el IESA de Córdoba, el flamenco aparecía como el rasgo de identidad más constante y con el que mayor cantidad de andaluces y andaluzas se sentían asociados. Las dimensiones del flamenco transcienden pues las fronteras estrictas de una cultura musical. El flamenco representa (en el doble sentido de identificación y ejercicio) una de las formas más radical de ser humano de los andaluces y andaluzas.

Decía Borges que el flamenco era “eminentemente misericordioso”. Una forma de escuchar abierta e inclinada sobre el catre del dolor y disuelta en la orgia de la fiesta. En la métrica y el ritmo jondo está inscrito el algoritmo sentimental de la historia de Andalucía. Machado, Manuel, decía que si Andalucía era “algo” es que era un “algo que siempre esta mezclándose con otro algo”. ¿Hay “algo” con más capacidad de mezcla y síntesis que el flamenco?. Los flamencos llaman puro a las formas más originales de impureza.
Ahora, bienvenido sea, que la UNESCO ha declarado al flamenco patrimonio inmaterial de la humanidad, necesario es recordar que esto no debe ser motivo para reducir el flamenco a folklore, o a una factoría de merchandising etnológico en el parque temático del turismo mundial. La banalización que corroe a tantas formas artísticas y culturales es ahora el gran enemigo del flamenco. Protegerlo es, antes que nada y por encima de todo, proteger su gravedad original que es y está en Andalucía.

sábado, 6 de noviembre de 2010

DOMINIO SOLITARIO



Me ausento en los fragmentos antiguos, en los signos que dejé. He sido tantos para ser. Busco nombres elementales a un paisaje, los digo, los extiendo, es el espacio de mi dominio solitario. Extraño comienzo de las vísperas, del fulgor, hay un momento de la palabra y la luz, del silencio de los límites, crees que estuviste allí.




Disposición fragmentaria
Mayo, 2000

Blogger templates