viernes, 22 de octubre de 2010

DICES, Y VENIR




La luz, al fondo,

dentro de la cal,

llegó a las aguas, la semejanza

en silencio, en lo visible

tiembla y colma y

se escucha

su temblor, una vuelta del tiempo,

acaso lo breve se escuchaba morir.

La extensión de tus pasos

en las orillas,

a lo abierto,

a la mañana atlántica.

Mira, no sepas,

tus manos y el esplendor

desaparecen en la alumbrada mejilla.




Septiembre, 2003

No hay comentarios:

Blogger templates