jueves, 1 de octubre de 2009

UN CAMINO



Hace muchos años que B. Brecht dejó dispuesto un libro en la noche, un libro de habla de fragmento. Libro que rechaza toda exégesis y certidumbre, de una lectura ignorante, un desaparecer por las afueras para volver al centro. Brecht soñó un camino, ahora les dejo estos versos.




Con los labios abiertos

en la noche escondida,

la tierra tiene nuestra voz.

Lo sagrado está protegido e innombrable

bajo un sueño o una alianza,

testigo y contrapunto de un infinito,

pues toda creación es borradura,

desaparición de un vocablo.

Sobrevive el tiempo,

la materia de tu espíritu

en el misterio del camino.

A ti te llamo,

voz extranjera en la ciudad del sol,

la ciudad que encarna el sentido,

la ley secreta,

la semejanza o el milagro

de la voz de la tierra y sus confines.

No hay comentarios:

Blogger templates