lunes, 22 de junio de 2009

EL VERANO


Ayer entró el verano, mi estación, en la que nací. Les dejo con estas palabras de recuerdo y celebración.




HUELLAS DE LUZ


Escuchas abrirse la noche en el viento, desnuda de sí. Hay una niña que abandona un patio hacia el mar, es la noche que no ha pasado, la que estará siempre en sus ojos. Extraños al tiempo, nos demoramos en ese espacio junto a las arenas y las aguas maternas, sabemos retener toda la luz en nuestra existencia y la devolvemos jubilosos con la vida. Hay una ventana donde mirar el horizonte marino, siempre virgen. Matinal o poniente, las orillas reflejan la aventura y el misterio grato del vivir. Acogiendo su memoria en los ojos aun hay huellas de luz de esa noche lejana, esa noche que solo refleja y devuelve eternidad.



Las alas

de esta alegría en las manos,

en el azul sereno,

buscando la ausencia y la noche.

Nadie espera

una aurora llena de sombras.

En la callada esperanza,

en la hora mas lenta,

quietos en el camino

el rostro de los Padres.

Al final,

donde sopla el viento en lo oscuro,

donde siempre alguien está en el jardín,

la soledad abrazada,

resplandor al cerrar los ojos.





Domingo, 28 de mayo de 2000


No hay comentarios:

Blogger templates