sábado, 23 de mayo de 2009

UNGARETTI AL ATARDECER


Releo a Ungaretti y recuerdo las palabras de O. Elitis; “y estoy seguro que las generaciones venideras le estarán agradecidas por haber resistido a la moda del estilo prosaico, por no haber recopilado los motivos ornamentales de la civilización mecánica contemporánea y por haber permanecido fiel al lirismo y haber expresado el espíritu de su tiempo con la escritura eterna del hombre, los árboles, las nubes, las estrellas, como ya lo habían hecho en su época Arquíloco y Safo”.Allí donde se interrumpe el canto por un viejo remordimiento, en la idealidad de sus formas antes de que abran las heridas en la inocencia y la naturaleza, está la obra de Ungaretti. Sin abuso en la declaración, su destino va hacia los yacimientos de la luz, dominio de la memoria como un bien trascendente. En su lugar propio, en su empeño por descifrar la luz tardía, alza la noción del lugar, sin oleaje de palabras, con ese entretanto donde cae la noche como en Orfeo

No hay comentarios:

Blogger templates