sábado, 30 de mayo de 2009

ENVIO


Por Lagar vienes recordando con este pequeño libro en la mano, tú me enseñas la ciudad con tu silencio, yo te convoco para no perderme;


Y tus bienaventurados ojos
miran en la apacible
eterna claridad

F. Holderlin

No hay comentarios:

Blogger templates