viernes, 13 de marzo de 2009

MISERICORDIA, DE PEREZ GALDOS


De la mano de sus admirados maestros Cervantes, Dickens o Balzac, Galdós emprenderá la culminación de la novela española, sin igual en literatura alguna. Por la integridad y fuerza de su voz, por la visión certera y edificante de la historia y la sociedad, su vasta e impresionante obra está entre las mas grandes de la literatura de todos los tiempos. Galdós fue esencialmente un moralista, nos revela siempre la palabra potencial que cuenta historias y nos reconcilia de los desvíos operados por toda ficción. En su dominio extraordinario del retrato psicológico y social, en sus tramas construidas siempre con vínculos fuertes, esto es, todos los movimientos narrativos animan al lector a continuar, en sus imágenes poderosas y ajustadas con enorme fuerza social y humana, trasmite la honesta ideología de su voz. Su aventura vital fue la entrega a los perfiles de sus personajes, esa entrega que le acerca como ninguno a Cervantes. Universalidad y popularidad confluyen con muy altos valores en su vida y obra, su estilo es sobrio y objetivo, su técnica es siempre dramática. Considero Misericordia una de sus mejores obras, en esta novela está el mejor resumen y una de las claves fundamentales de toda su trayectoria; la envergadura de su visión es tal, la altura del plano realista de la historia, que a veces impide el desenlace, el lector no pide, ni se prepara, para un cierre narrativo.

No hay comentarios:

Blogger templates