jueves, 18 de diciembre de 2008

THE WASTE LAND. REPORTAJE Y CRUCIGRAMA

The Waste Land by T. S. Eliot de Faber Books
Esta obra de T. S. Eliot exige una lectura de simultaneidad, no comienza pero sí culmina por primera vez la ruptura del desarrollo interno de la adecuación representacional, hay un desarrollo asimétrico en la representación de las apariencias visuales y conceptuales. Eliot aprende sobremanera este planteamiento en Francia, de la teoría de Baudelaire y de la práctica de Laforgue, consigue para su escritura una de las grandes tareas de las artes visuales, cual es la manipulación. A través de sutiles mecanismos de hacer y comparar en ese collage que es The Wast Land, exponiendo imágenes rotas y lanzadas, sistema alegórico y metáforas sucias y urbanas enfrentadas, aun con el pulso de E. Pound, pero tamizadas por su talento y su reposo, consigue que este poema se inscriba en el paradigma de lo contemporáneo; el encuentro de realidades distantes en un plano ajeno a ellas.También esta obra establece una disciplina de la autocrítica, rechaza esa identidad de la poesía conectada con el relato oficial. E. Cioran, viejo Drácula y zorro que no guardaba el gallinero lo dijo con gracia y ciencia; en diez minutos le incendio su tierra baldía.


Nota a The Waste Land.
T. S. Eliot. 1998

No hay comentarios:

Blogger templates