jueves, 9 de octubre de 2008

RAFAEL MONTESINOS MURIO LA SEMANA PASADA


He dejado a Rafael Montesinos en la puerta de la Biblioteca Pública de la Calle Alfonso XII. La semana pasada murio Bécquer, así ha titulado la conferencia que acaba de terminar. Me despido y entre bromas y veras le digo que vi a Bécquer la semana pasada y tenía muy mal aspecto, me dice que me cuide del salero sevillano y de los graciosos de guardia. Hablamos de su nuevo libro, De la niebla y sus nombres, todavía no hay grandes homenajes, ni beatería semanasantera y sevillanista. Hace pocos años que ha publicado en la modesta Colección de la Revista Calle del Aire su Ultimo cuerpo de campanas, libro que descubrirá a muchos, incluido él mismo, a un poeta mayor. De vuelta a casa voy pensando en Bécquer y en Unamuno, en una hermosa niña sevillana que conocí en esa bilbioteca -cima de la delicia-entre máximas de Goethe. La semana pasada murió Rafael Montesinos, he vuelto a leer, una vez más, este poema suyo que les dejo.




MIRANDOLA EN SILENCIO


No habrá más luz, ni tiempo, ni esperanza,
ni solución, ni vida, ni me importa-
ría si no estuvieses tú por medio,
ni la respuesta justa a esa injusticia
nos será dada nunca.

Nos iremos un día,
dejando todo como está, dejándonos
entre adioses y besos y hastanuncas,
pues jamás volveremos a encontrarnos, jamás.
No esperes más regresos,
ni nostalgia, ni nada, ni hastasiempres,
ni volver a abrazarnos, ni dime
si te ha gustado el sueño que soñaste.



Sevilla, Marzo 2005

No hay comentarios:

Blogger templates