viernes, 31 de octubre de 2008

CON BORGES EN EL TALLER LITERARIO


G: Una pregunta frecuente en el taller es ¿por qué insiste tanto en la necesidad de una métrica y, a veces, de la rima?

Borges: He insistido porque son facilidades. Cualquier ley es una facilidad, me parece, ya que limita el número de posibilidades. De modo que si yo tengo que rimar, o me he resignado a un verso que termina en “suburbio”, sé que inevitablemente tengo que arreglármelas con “turbio” o “disturbio”, en fin, con lo que fuere. Esas formas son facilidades, ya que nos dejan creer que hay algo que ya está hecho. Si ustedes saben que van a escribir un soneto es como si ya estuviera el mapa de lo que van a hacer, y eso puede ser benéfico, puede ayudarlos, justamente por eso.

HP: Entonces, ¿es más factible la creación dentro de ciertos límites estipulados que dentro de un espacio totalmente sin límites?.

Borges; sí, y por eso Stevenson dijo que de todas las formas métricas la mas difícil es la prosa. En la prosa uno no puede apoyarse en nada. Usted ha escrito. Usted ha empezado una frase y ya tiene que seguir según sus propios medios. En cambio, en el caso del verso no. Usted repite el verso, que es una unidad métrica.
Yo cometí el error que siguen cometiendo tantos jóvenes escritores: empezar por lo más fácil, que es el verso libre. Cuando, realmente, si uno no ha tomado la precaución de ser Walt Witman, es bastante difícil el verso libre.


Sobre la escritura.

Conversaciones en el taller literario.

No hay comentarios:

Blogger templates